Especial averías tontas: más problemas de los que imaginas

¿Quién no ha sufrido averías en su PC, ha pensado lo peor y luego resulta que eran tonterías? Supongo que nadie, pues las averías de este tipo están a la orden del día.

En este primer especial os contaremos una avería bastante común y cuyo arreglo es bastante sencillo: cortocircuito placa/torre.

Los síntomas que presentará vuestro ordenador básicamente será en primer lugar que la torre no os enciende. O si lo hace, se os apaga en cualquier momento dejándoos preocupados y con cara de pánico.

Básicamente los cortocircuitos de este tipo es porque la placa base no está correctamente atornillada a la torre, normalmente por exceso a la hora de apretar los tornillos o porque hemos atornillado algunos que no deberíamos.

Principalmente este problema surge en los montajes caseros, al instalarnos nuestras propias placas base a la torre. Pero no es un problema preocupante. Lo que deberemos hacer en primer lugar es desconectar cada uno de los dispositivos que tenga el PC conectados a la placa (el disipador no es necesario), extraer la placa base y colocarla sobre  una superficie no metálica (esponja, piezas de ropa como un trapo…). A continuación extraeremos la fuente de alimentación y la colocaremos al lado de la placa base y conectaremos ambos componentes. Será necesario también que la placa base tenga instalado mínimo un módulo de RAM (necesario, pero no imprescindible).

Teniendo conectada la fuente de alimentación y la placa base es el turno de encender la placa. Pero tendremos el jumper del botón de encendido de la placa desconectado. Así que lo que haremos será utilizar el destornillador que hemos utilizado para sacar los tornillos de la placa para hacer de conector.  Aseguraos  de que el destornillador tiene el mango de plástico. Automáticamente la placa se encenderá (siempre que fuera un problema de cortocircuito).

Si es el caso, ya podéis montar la placa en la torre nuevamente. Para evitar que suceda lo mismo, deberéis tener en cuenta que no tenéis que collar la placa por todos sus agujeros de anclaje, sólo aquellos que el tornillo entre con facilidad y que al apretarlos no os deforma la placa base. Con 2 tornillos ya se puede dejar la placa base sujeta a la torre.

Además, normalmente cuando os compráis una placa base, en la caja os adjuntan un tipo de espuma delgada que podéis colocar entre la placa y la torre para evitar estos problemas. Esta espuma os aísla ambos componentes y os asegura que no habrá problemas de que los materiales se puedan incendiar (es decir, que en sustitución de esta espuma no podéis colocar papel o tejido tal como servilletas, papel de cocina… queda totalmente  prohibido).

Anuncios

Acerca de Sergio

Técnico en administración de sistemas, apasionado de la informática a nivel de Hardware y Software.

Publicado el 1 de febrero de 2012 en Hardware y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Para la proxima vez que me pase ya se que tengo que hacer. Muchas gracias por compartir esta info con los q tenemos poca idea de informatica!

  2. Fantastica información para los aficionados a este “arte” ya que a mi tambien me ha pasado y me sacaras de futuros apuros, gracias.

  3. Interesante, muy buena conclusión, tengo dos computadoras que aunque sabia que eran reparables, no me he sentido con deseos de verlas, pero ahora con este procedimiento me evita hacer otros pasos posiblemente innecesarios que me quitarían valioso tiempo. Muchas Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: