aMule en Zorin OS: el P2P coge fuerza

Buenos días a todos. Hoy os traigo un artículo que muchos encontraréis útil después del cierre de Megaupload y con el resto de servidores eliminando todo contenido posible.

En este caso os hablaremos de un programa P2P que podréis instalar y utilizar en Linux sin problema alguno. Además, puntualizaremos el tema sobre la seguridad de estos programas y como no siempre con la máxima protección contra virus.

Y este este último punto puede siempre ha sido una desventaja de los programas P2P, pues al descargar los archivos directamente de los PC de otras personas tenemos más riesgos a introducir virus en nuestros ordenadores.

Para realizar todas y cada una de estas tareas, trabajaremos sobre Zorin OS, una distribución de Linux que ya os presentamos hace un tiempo y que podréis instalar siguiendo nuestra guía de instalación paso a paso.

Zorin OS está basada en Ubuntu, así que hablamos en definitiva de Debian. Y como no, al hablar de Ubuntu hablamos de facilidad de uso para el usuario. Por lo tanto esto os resultará más fácil de lo que pensáis.

Presentación e instalación de aMule

Tal y como viene siendo normal en Linux, los repositorios están llenos de aplicaciones de todo tipo totalmente gratuitas que podremos descargar en cualquier momento. Es el caso de aMule, un programa P2P muy parecido al famoso eMule y que nos permite llevar a cabo las mismas operaciones.

Para quien no sepa en que se basa la tecnología peer-to-peer, es la responsable de compartir cualquier tipo de información entre ordenadores pudiendo así descargar cualquier contenido que encontremos o permitiendo a la gente descargar el contenido que tenemos en nuestro disco duro.

Pueda parecer que este sistema es un peligro para la integridad de nuestros documentos privados, etc. Pero no lo es en absoluto. Este tipo de programas están preparados para tan sólo acceder al contenido que tengamos en una carpeta que nosotros decidiremos. Es decir, que sólo compartiremos la información que se halle en esa carpeta en concreto, dejando de lado el resto de carpetas del sistema.

El potencial de este sistema de descarga reside básicamente en la voluntad de la gente en compartir los archivos, pues si nadie los compartiera, sería imposible su descarga. También se exprimiría mucho más potencial si las conexiones a la banda ancha tanto de subida como de bajada fuera aceptable, cosa que aquí en España no tenemos, y por lo tanto es bastante más lento descargar cualquier tipo de archivo que por descarga directa. No obstante, sigue siendo un método más que aceptable, pues por lo menos de esta manera podremos encontrar prácticamente cualquier tipo de archivo, ya sea un juego, series, películas, música, programas…

Por lo tanto, para poder utilizar aMule seguiremos una serie de pasos básicos.

Lo primero que haremos será acceder al Centro de software de Ubuntu. Para ello iremos desde el menú inicio, o para aquellos que uséis Ubuntu directamente tendréis un acceso directo en vuestro panel de Unity.

Una vez abierto el centro de software, introduciremos en el buscador “amule” (sin las comillas). En el resultado de la búsqueda nos saldrá una lista de programas que contienen dicha palabra. Clicamos encima de aMule hasta que se nos marque, y clicamos en “más información” o directamente en “instalar” (el botón instalar os tiene que aparecer donde, en mi caso, me aparece el botón “desinstalar” debido a que ya tenía el programa instalado anteriormente).

Si clicamos sobre más información, nos aparecerá la pantalla del programa. En ella podremos instalar el programa o desinstalarlo, así como ver la información sobre el programa e imágenes sobre el mismo. Además, podremos ver también los comentarios que los usuarios han dejado sobre el programa y donde nosotros mismos podremos dejar nuestro comentario y valoración personal sobre el mismo. En nuestro caso, aMule obtiene una valoración bastante alta, lo que nos asegura que el programa cumplirá con su función.

Una vez instalado, vais al menú inicio y ejecutáis el programa. Una de las ventajas de aMule es que su configuración inicial os permitirá empezar a usar el programa sin que os preocupéis de nada. Instalar y utilizar.

Así pues, una vez abierto lo primero que haremos será conectarnos. Para ello encontraréis un botón en en menú superior parte izquierda. Dicho botón es todo lo que necesitaréis para conectar y desconectar las descargas.

Una vez conectados, veremos que el botón “Conectar” ha cambiado por un aspa roja que indica “Desconectar”. Esta ayuda visual nos irá bien para saber en todo momento si estamos o no conectados. Pero esto no es suficiente para poder descargar nada. Por ello el siguiente paso será hacer una búsqueda de lo que queremos descargarnos. Para ello clicaremos donde pone “Buscar” y en el cuadro de búsqueda introduciremos aquello que queramos. Nosotros para hacer una prueba hemos buscado la serie The Big Bang Theory. Pulsamos “Enter” en nuestro teclado o clicamos encima de “Comenzar”. Se nos abrirá una pestaña de búsqueda dentro del programa con todos los resultados que ha generado nuestra búsqueda.

Una vez tengamos los resultados de la búsqueda, seleccionamos el archivo que más nos guste, siendo los coloreados en azul los más activos, y por lo tanto los que antes se nos descargaran. Al seleccionar un enlace podemos clicar en el botón “Descarga” que encontraremos más arriba, o botón derecho->Descarga. Si des-seleccionamos el enlace, veremos como nos aparece en rojo. Esto significa que está en la cola de descargas y que su estado actual es no descargado. En cuanto el archivo se nos descargue, el archivo pasará a ponerse en color verde, lo que significa que ya lo tenemos descargado. Esta ayuda visual nos facilita las tareas ya que así al hacer nuevas búsquedas, podemos prevenir de descargar de nuevo el mismo archivo que ya tenemos en cola.

En cuanto a los archivos que hemos seleccionado para descargar, nos aparecerán en la sección “Tráfico”, a la cual podemos acceder clicando encima del botón tal como se aprecia en la imagen anterior. En ella podremos gestionar todas nuestras descargas, así como ver la velocidad de descarga de las mismas y el % completado. Como podréis ver, el capítulo que hemos seleccionado en la búsqueda aparece en nuestra cola de descargas a la espera de que alguien que tenga este archivo se conecte y empiece el sistema a bajarlo. Además, podéis que podéis agregar tantas descargas como queráis simultáneas.

Hasta aquí todo es bastante sencillo. La instalación casi automática del programa, sin necesidad de buscar en Google este tipo de programas para descargarlos e instalarlos después y el hecho de que la configuración inicial es la adecuada para poder empezar a usarlo inmediatamente es un aspecto más que positivo.

Ahora bien. Hay que tener dos cosas en cuenta. La primera es que no toda su configuración puede agradarnos. Y nos referimos a la parte práctica: dónde se descargan los archivos. Pues bien, aunque pueda parecer un lío, es bastante sencillo. Primero de todo accederemos a nuestra carpeta personal.

En ella veremos que nos aparecen todos los iconos de nuestras subcarpetas, tales como Imágenes, Vídeos, Documentos… No vemos ninguna carpeta que pertenezca a aMule. Sin embargo está. Y como podréis imaginar, está oculta. Para mostrar las carpetas ocultas tendréis que pulsar ctrl+H (control+H). Con ello, lograréis que os aparezcan todas las carpetas ocultas que, en Linux, llevan un punto delante como podréis ver en las siguientes imágenes. Accederemos a la carpeta “.aMule”.

Una vez dentro de la carpeta, veremos dos carpetas y archivos. La carpeta Incoming contiene todas nuestras descargas, así como la Temp contiene archivos temporales como son los archivos que todavía no se han bajado del todo y archivos que corresponden a la configuración del programa. En nuestro caso nos interesa la primera carpeta, tal y como se ve en la siguiente imagen. En ella encontramos todos los archivos descargados.

Por último indicar que igual que pusimos los archivos ocultos visibles, podemos invertir el efecto pulsando nuevamente ctrl+H, de esta manera las carpetas ocultas dejaran de aparecernos por todo el ordenador y podremos operar con total normalidad.

Como recomendación, y a menos que seáis expertos en Linux, os recomiendo que cuando dejéis de utilizar carpetas ocultas como en este caso, las ocultéis nuevamente. Y lo digo por el simple hecho de que borrar o alterar archivos y carpetas en Linux es muy fácil, y si tocamos algo que no debiéramos podemos causar daños en el sistema operativo graves y producir un mal funcionamiento del mismo.

Para evitar esto, también podéis acceder al panel de configuración de aMule y cambiar las carpetas de destino para los archivos temporales y finales. De esta manera tendréis un mayor dominio sobre lo que hace y deja de hacer aMule.

Seguridad y riesgos de uso del P2P

Aunque pueda no parecerlo, el P2P siempre ha sido un enlace al intercambio tanto de archivos como de virus, y es que al conectarse a otros ordenadores directamente y copiar (descargar) los archivos puede tener regalo, como descargar archivos infectados o que contengan algún tipo de virus.

Para los usuarios de este tipo de intercambio en Linux podéis estar tranquilos, ya que la mayoría de virus que circulan por Internet son o están diseñados para Windows. Igualmente existen antivirus para muchas plataformas Linux en la actualidad, así que tan sólo deberéis escoger uno de ellos e instalarlo. De esta manera estaréis más protegidos contra virus.

Entre los antivirus que podemos encontrar se encuentran Avast!, NOD32, AVG, Panda, BitDefender, Avira o ClamTk. Este último podremos instalarlo desde los repositorios, y cuyas valoraciones son bastante buenas. Cumple su función y es sencillo de utilizar.

Si de seguridad hablamos, no existe riesgo alguno de que los usuarios que se conectan a nuestro ordenador puedan robarnos nada. Las únicas carpetas a las que tendrán acceso son a las de Incoming y Temp, siendo estas las establecidas por aMule. De esta manera debemos estar tranquilos y despreocuparnos del resto. En el momento que queramos dejar de compartir cualquier tipo de archivo que se encuentre en estas dos carpetas, tan sólo tendremos que mover los archivos de una carpeta a otra, o eliminarlo, etc.

Conclusión

Parece obvio que el uso de P2P vuelva a coger fuerza, sin embargo aun hay mucha guerra que dar, pues siguen quedando opciones para la Descarga directa de archivos y para la visualización de contenido en streaming. Pero si no os queréis complicar la vida, esta es otra opción a tener en cuenta.

Anuncios

Acerca de Sergio

Técnico en administración de sistemas, apasionado de la informática a nivel de Hardware y Software.

Publicado el 24 de enero de 2012 en Software y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: