Logitech Driving Force™ GT (Parte I)

Cambiando la dinámica hasta ahora vista en el blog, hoy os presentamos una review de uno de los volantes de la marca Logitech, una de las más versadas en este tipo de productos.

En este caso, el producto que analizaremos será el volante Driving Force GT, un volante que creemos que es excepcional en prácticamente todos los sentidos.

Veámoslo más a detalle.

Especificaciones

  • Con Windows
    • Procesador Pentium (o compatibles).
    • Windows XP, Vista o 7.
    • 256 MB de RAM.
    • 20 MB de espacio en el disco duro.
    • Unidad de CD-ROM.
    • Puerto USB
  • PlayStation
    • Compatible con PlayStation 2  y 3.

Tal y como queda reflejado en las especificaciones, no necesitamos unos requisitos nada exigentes en cuanto al PC nos referimos. Y es algo más que positivo para que el producto pueda utilizarlo quien quiera.

Si hacemos referencia a PlayStation, lo tenemos más fácil todavía, pues el único requisito que necesitaremos es tener la consola. No necesitaremos hacer uso de drivers como en el PC. Conectar y disfrutar.

Además, la compatibilidad de este volante para con los juegos es bastante elevada. Os dejamos la lista oficial desde su página web.

En cuanto al producto, y su funcionamiento también estamos bastante contentos. Materiales resistentes, gomas antideslizantes generosamente situadas bajo cada una de las piezas…

Pero empecemos desde el principio. Lo primero de todo cuando adquirimos el volante es una peculiar caja. En su interior podemos ver como se haya el volante, los pedales (este volante se basa en tan sólo dos módulos, pues el volante y el cambio secuencial forman parte de una sola pieza), los drivers que necesitaremos instalar y los manuales de uso, garantía, el cable de conexión USB y el transformador de corriente.

La caja además incorpora un asa superior para que el transporte del volante sea muy sencillo. Sin embargo, y con el tiempo, la tapa superior acabará deformándose por el peso. Tampoco es nada que deba preocuparnos.

Cada una de las piezas viene envuelta en un plástico que los protege de las ralladas con el resto de componentes de la caja, así como previene del polvo que pueda acumularse. Extraemos cada uno de las piezas y las desenvolvemos.

La primera pieza que analizamos es el volante. Este, como bien hemos indicado anteriormente, es una sola pieza que recoge la esencia del volante más el cambio secuencial.

El sistema de anclaje del mismo nos ha parecido bastante válido, funcionando como tradicionalmente  mediante un sistema de pinzas de anclaje a la mesa o superficie donde lo coloquemos. Sin embargo, y puede que sea el punto que menos nos ha gustado, este sistema de anclaje no incluye goma antideslizante, por lo que deberemos anclarlo bien fuerte para que durante el juego no se nos mueva. Compensa el hecho de que es bastante fácil asegurar el volante apretando los anclajes.

El volante, de 28 centímetros de diámetro tiene un tamaño bastante cómodo para su uso, sin ser demasiado pequeño y tampoco demasiado grande. Además, está recubierto con una capa de goma para facilitar su manejo. Por otro lado, el volante nos proporciona una rotación de 900º. Cabe decir que el ángulo de rotación del volante la mayoría de veces la determina el juego como medida preventiva a giros desproporcionados.

Además, la tecnología Force Feedback nos introduce más todavía en el juego, aplicando realismo a cada situación con el coche. Si aceleramos demasiado, notaremos como el coche empieza a perder estabilidad y tendremos que combatir por el control del vehículo, cambie de asfalto a camino de tierra y note como el volante vibra y le da la sensación de estar conduciendo por la montaña… Y sobre esto no puedo decir nada negativo, pues la dicha tecnología puede ser desactivada si no queremos tanto realismo o no nos queremos complicar la vida. Aunque la sensación que transmite poder notar cada cosa que le sucede al vehículo a través del volante y su sistema de vibración es impresionante.

Además, el volante incluye botones de acceso rápido a configuraciones o los botones estándar que incluye cualquier tipo de mando para juegos (a la izquierda un d-pad y a la derecha los botones estándar PS2/3). También se incluyen los botones Start y Select, así como un botón para el control del volumen y una rueda para el la dureza del freno. También en la parte central del volante, se incluyen dos botones (correspondientes a los L1 y R1 en un mando PS2/3) y justo encima del central del volante otros dos botones, que podrían corresponder al L2 y R2. Es decir, incorpora todos los botones que podemos encontrar en un mando de PlayStation, para facilitar así el uso del volante en el juego y prescindir del mando para los menús…

En cuanto al cambio de marchas del volante, decir que la palanca de cambio secuencial que incorpora en su posición a la derecha (óptimo para zonas Europeas, por ejemplo) funciona mejor de lo que esperábamos. Su tacto es suave al cambio, por lo que no tendremos que hacer fuerza alguna para subir o bajar la marcha. Su posición tal vez es algo incómoda, pues se encuentra verticalmente a unos centímetros por detrás del volante, lo que hace que el desplazamiento de la mano sobre el cambio no sea incómodo, pero si poco práctico para algunos juegos donde deberemos cambiar con frecuencia. Aun así, la respuesta al cambio en los juegos es muy buena, y da gusto poder conducir utilizando el cambio secuencial. Obviamente, para aquellos que no les guste o que no dominen el cambio secuencial, pueden configurar el juego poniendo cambio automático, y despreocuparse de tener que cambiar.

Aunque no lo parezca, el Driving Force GT, también dispone de cambio secuencial por levas detrás del volante. Al contrario de muchos otros volantes para juegos, que incorporan levas “tradicionales” para que sea más fácil cambiar de marchas, este volante las incluye pequeñas, y en ningún caso sobresalen por detrás del volante. Es decir, no son visibles. Sin embargo, sigue siendo bastante cómodo el cambio secuencial utilizando las levas, aunque no tanto como si utilizáramos otras de tamaño más grande. Un fallo a mi entender, aunque la intención de Logitech con este teclado era centrar la atención en el cambio de levas manual, que proporciona más emoción durante las carreras. Por último decir que las levas funcionan como botones extra para el volante, pudiéndolas configurar desde el panel de control e incluso en algunos juegos ya vienen por defecto como botones para opciones del juego.

En cuanto a los pedales, no hay mucho que comentar. La base de los mismos no está provista con generosas franjas de goma antideslizante para un agarre fuerte al suelo, sin embargo si lo está con una franja de puntas que se adhieren a cualquier superficie como alfombras o similares. Igualmente recomendamos que los pedales toquen alguna superficie por la parte trasera para evitar deslizamientos no deseados. Aun así, el agarre es bastante bueno respecto otros volantes.

Los pedales son de plástico duro, a diferencia de su hermano mayor, que son en aluminio. Pero no es ningun problema, pues la resistencia de los mismos también es muy resistente. La parte superior, así como la zona donde apoyaremos el talón del pie, presenta un dibujo extra para que nuestro pie se agarre mejor.

La inclinación de los pedales (para mi gusto) también es bastante buena, pues es similar a la que encontramos en nuestros coches.

El punto más preocupante es el simple hecho de que cuando eres conductor habitual de un automóvil en la vida real, la configuración del volante y la sensibilidad de los pedales puede llegar a desconcertar bastante, y encontrar una configuración similar a la que normalmente estamos acostumbrados es bastante difícil, por no decir que es casi imposible. Aún así, podemos configurar el volante con bastantes parámetros y rangos, lo que nos permite acercarnos a nuestra comodidad y modo de conducción. Tampoco es ningún tipo de tara del volante, por lo que no nos ha de preocupar a la hora de adquirir uno de estos.

En cuanto a las conexiones del volante, todo el cableado es óptico, para que la respuesta a nuestros movimientos en el juego sea la mejor de todas y no notemos lag en la respuesta del volante o otros males.

Y para acabar, hablaremos del software que deberemos instalar para utilizar nuestro volante. Este software será el responsable de que los juegos detecten el volante, y nos permite asociar funciones a cada uno de los botones, así como configurar también la sensibilidad de los pedales y del volante. Obviamente, dentro de cada juego también podremos hacer estos cambios, sin necesidad de entrar y salir del juego cada vez que queramos tocar la configuración.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, debo decir que este volante supera bastante nuestras expectativas, buenos materiales y acabados, buena respuesta en el juego, una personalización bastante amplia, compatibilidad con más juegos de los que imaginas en el mercado actual y un precio bastante asequible. En la página oficial lo encontramos por 149€, pero si lo adquirimos en otro tipo de tiendas, podemos encontrarlo entre 105~120€.

En nuestro próximo artículo os enseñaremos su funcionamiento.

Anuncios

Acerca de Sergio

Técnico en administración de sistemas, apasionado de la informática a nivel de Hardware y Software.

Publicado el 17 de enero de 2012 en Reviews y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: