80 Plus, un certificado de eficiencia

Como vimos hace unos días en nuestro artículo sobre fuentes de alimentación y como escoger correctamente a la hora de comprarlas, os introdujimos en el mundo de los certificados de cara a los productos.

Los certificados no son otra cosa que una distinción que se le aplica a los productos para distinguirlos del resto. Más concretamente, el certificado 80 Plus corresponde a un certificado de eficiencia energética que se aplica sobre las fuentes de alimentación.

Pero, ¿qué significa esto? En otras palabras, la eficiencia energética corresponde al ahorro energético que nos asegura la fuente en cada uno de los momentos de uso de la misma.

Actualmente el certificado 80 Plus distingue 5 niveles de eficiencia para poder distinguir mejor cada tipo de producto. Empezando por el certificado más bajo, obtenemos el 80 Plus, seguido por 80 Plus Bronce (Bronze), 80 Plus Plata (Silver), 80 Plus Oro (Gold) y 80 Plus Platino (Platinum).

Cada uno de ellos se caracteriza por el porcentaje de eficiencia energética que obtienen durante 3 procesos de la fuente. El primero de ellos con una carga del 20%, denominado “Light”. El segundo de los procesos con una carga del 50%, denominado “Typical”. Y por último y con una carga del 100%, tenemos “Full load”.

El propósito básico de esta eficiencia energética es el ahorro de nuestro consumo eléctrico, pues a mayor rango del certificado 80 Plus, las fuentes nos aseguran un mayor ahorro energético.

Veamos una tabla con los porcentajes de ahorro.

Como queda detallado en la gráfica anterior, la eficiencia energética en para cada una de las categorías supera a las anteriores. Y son esos porcentajes a los que se enfrentan las fuentes de alimentación.

Sin embargo, muchos son los que opinan que el certificado 80 Plus es una mera excusa publicitaria para otorgar calidad a sus productos. El hecho es que las pruebas que se efectúan en las fuentes de alimentación se realizan en torno a 23ºC, siendo una temperatura bastante discutible. Pensemos que la temperatura interior de los ordenadores actualmente es más elevada, y a más temperatura, la eficiencia energética es menor.

Sin embargo, aun cogiendo la temperatura en 23º, sabemos que todas las fuentes pierden eficiencia con el calor, por lo tanto todos los porcentajes caen por un igual. Así que las fuentes con certificado 80 Plus siguen siendo superiores al resto.

Para mi opinión, donde sacamos más provecho a esta eficiencia es en fuentes de alimentación que superen los 500W, pues es donde más necesitaremos ahorrar energía. En fuentes de alimentación de 200W o 300W no tiene demasiado sentido, pues significa que nuestro ordenador no dispone de componentes demasiado exigentes.

Por último, os dejamos un listado de las fuentes de alimentación actuales (actualizadas a día 10 de enero de 2012) desde la página oficial.

Anuncios

Acerca de Sergio

Técnico en administración de sistemas, apasionado de la informática a nivel de Hardware y Software.

Publicado el 11 de enero de 2012 en Hardware y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: