Gigabyte GA-P67A-UD4 B3 (Parte I)

Actualmente, y aunque pueda no parecérnoslo, las placas base juegan un papel más que importante a la hora de conseguir el mayor rendimiento posible de nuestro ordenador. Y es que esa es una de sus funciones principales. Son las responsables de que todos nuestros dispositivos funcionen, trabajen entre sí… en pocas palabras, le da vida a nuestro ordenador.

Además, cada placa base es un mundo diferente. No todas son compatibles con todos nuestros componentes, y por ello hemos de tener mucho cuidado con su elección.

En nuestro caso, hoy les presentamos una placa base potente y a mi juicio asequible para todo bolsillo. Y tal como hemos venido explicando en otros artículos, nuestra placa base será de la ya conocida Gigabyte.

Por otro lado, y siendo las placas bases una pieza tan sumamente importante y compleja, dividiremos el artículo en dos partes para poder desarrollar cada una de sus características a fondo y despejar así cualquier duda que pueda quedar sobre la misma al respecto.

A continuación definiremos sus características por partes.

Procesador:

  • Soporta procesadores Intel® Core™ i7 /Intel® Core™ i5 / Intel® Core™ i3 /Intel® Pentium® /Intel® Celeron® en LGA1155 (ver lista de procesadores soportados).
  • Caché L3 varía según la CPU.

Chipset:

  • Intel® P67 Express.

Memoria:

  • 4 x 1.5V DDR3 DIMM que admiten hasta 32 GB de memoria en el sistema.
  • Arquitectura de memoria Dual Channel.
  • Soporte para módulos de memoria DDR3 2133/1866/1600/1333/1066 MHz (ver lista de memorias soportadas).
  • Soporte para módulos de memoria no ECC.
  • Soporte para módulos de memoria Extreme Memory Profile (XMP).

Audio:

  • Soporte para salida S / PDIF.
  • 2/4/5.1/7.1-channel.
  • Soporte para Dolby ® Home Theater.
  • Codec Realtek ALC889.
  • Audio de alta definición.

Lan:

  • 1 x RTL8111E chip (10/100/1000 Mbit).

Zócalos de expansión:

  • 1 x PCI Express x16 slot, running at x8 (PCIEX8).
  • 1 x PCI Express x16, a x16 (PCIEx16).
  • 3 x PCI Express x1 slot (Todas las ranuras PCI Express conforman el estándar PCI Express 2.0.).
  • 2 x PCI.

Tecnología multi-gráfica:

  • Support for ATI CrossFireX™/NVIDIA SLI technology.

Esta primera parte sobre la placa base la centraremos en todos aquellos aspectos que comprometen la realización de un montaje y de que sus componentes funcionen bien entre sí.

El primero paso que damos para montarnos un ordenador es buscar nuestro procesador. En nuestro caso, escogimos el 2600k de Intel por su gran rendimiento y calidad. Por ello, necesitamos una placa base que cumpla con el socket para nuestro procesador (1155 en nuestro caso).

En cuanto al chipset no hay mucho que añadir, pues si cada uno de los componentes que utilizamos cumple con las características de la placa, no tendremos problema alguno para que funcionen a la perfección.

Por otro lado necesitamos unos módulos de memoria RAM que funcionen en nuestra placa base. Y esto puede darnos más problemas que la compatibilidad con el procesador. Sin embargo, hoy en día tenemos tantos tipos de productos diferentes, que es fácil hallar módulos para nuestra placa sin mayor dificultad. En nuestro caso escogimos dos módulos con disipador G.Skill Snipper DDR3 1866 de 4Gb cada uno. Estos módulos son muy fáciles de encontrar y comprar, por lo que no deberían suponer un problema para el usuario adquirirlos. Por lo tanto, y sabiendo que nuestra placa base acepta hasta los 32Gb de RAM, tenemos un gran rango para jugar con nuestras memorias RAM y podremos ampliar siempre que lo necesitemos.

En cuanto al audio soportado por nuestra placa base, tampoco deberíamos tener problema alguno, pues las características de la misma son bastante buenas y en la mayoría de casos no llegaremos a poner al ordenador al máximo (en cuanto a audio nos referimos). Podemos contemplar que podemos conectar un equipo de sonido hasta 7.1, compatible con Dolby Home Theater y que gozaremos de audio en alta definición. ¿Qué más se puede pedir? Recordemos que al tener la placa base la tarjeta de sonido integrada, no necesitaremos de una tarjeta de sonido de conexión PCI Express. Sería absurdo comprar algo que ya viene incluido en la placa base.

En cuanto a la LAN incluida, y como viene siendo ya normal en casi todas las placas base actuales, soportarán hasta 1000Mbits. Nada excepcional, pero nada despreciable tampoco (actualmente las únicas placas base que tan sólo llegan a los 100Mbits suelen ser las de los portátiles). Esto no afecta al rendimiento del PC en ningún aspecto, sin embargo tener una limitación de 100Mbits puede suponer un problema cuando conectamos nuestros ordenadores a una velocidad ADSL (o cualquier otra) superior. En ese caso no podemos navegar/descargar a más velocidad de la limitada por nuestra placa base.

Por otro lado, nuestra placa base nos dota de 7 zócalos de expansión repartidos de una manera bastante estandarizada actualmente. Lo más importante sin duda en cuanto a los slots de expansión es comprobar que todos nuestros componentes que queramos instalar tendrán cabida en la torre, y esto quizás es la parte más complicada de todas, ya que no sólo debemos asegurarnos de que tendremos los slots necesarios, si no de que ninguno de los componentes que instalemos puede suponer la no utilización de nuestros slots por falta de espacio (actualmente, y si hablamos de tarjetas gráficas potentes, podemos llegar a perder slots por las dimensiones de las mismas). Por ello recomendamos encarecidamente informarnos sobre las dimensiones de nuestra GPU y contrastarlas con nuestra placa base para anticiparnos a este tipo de problemas.

Y por último y no menos importante, nuestra placa base es compatible con las tecnologías CrossFireX de ATI y SLI de NVidia. Ambas tecnologías son las responsables de poder conectar 2 o más tarjetas gráficas entre sí para obtener un mayor rendimiento gráfico en nuestro ordenador (ésta tecnología hoy en día se utiliza sobretodo en videojuegos o para conectar un mayor número de pantallas a un mismo ordenador). Sin embargo, debemos tener en cuenta que este tipo de tecnologías para la mayoría de casos son totalmente inútiles, ya que actualmente una minoría de juegos aceptan esta tecnología y sacan rendimiento de ambas gráficas, suponiendo un consumo de nuestro ordenador innecesario, un calentamiento mucho mayor y pérdida de espacio y slots aprovechables para otro tipo de componentes. Incluso muchas tarjetas gráficas del mercado son incompatibles con esta tecnología (principalmente las compatibles son las más potentes del mercado) y en la mayoría de casos requeriremos de 2 tarjetas idénticas para poderlas combinar.

En el siguiente artículo presentaremos el resto de características de la placa base, que irán centradas a las conexiones externas y sobre todo a explotar al máximo nuestros discos duros para que funcionen a su máxima velocidad de lectura y transferencia, una asignatura pendiente para muchos ordenadores actualmente, limitados por un controlador de la propia placa base y que hacen cualquier transferencia de datos una verdadera pesadilla.

(Leer la segunda parte de este artículo)

Anuncios

Acerca de Sergio

Técnico en administración de sistemas, apasionado de la informática a nivel de Hardware y Software.

Publicado el 28 de noviembre de 2011 en Reviews y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: